viernes, 14 de marzo de 2014

DE GRANA Y ORO


En el espacio del pantone en que conviven los colores cálidos hay un mundo de posibilidades para encender la imaginación y despertar miradas.
Tierras, naranjas, ocres, pasando por el rosa, el fucsia, hasta llegar al rojo cereza más explosivo. Suelen ser patrimonio del verano, pero merecen lucirse en invierno precisamente por su propia definición: la calidez.
Recuerdo haber encontrado esta maxi falda en un outlet de MANGO. Me conquistó a la primera mirada por su corte en forma de capa, que estiliza en la cadera y se abre suave y elegantemente en la parte baja. Tejido en damasco fucsia, apta para ocasiones especiales. La blusa de crepé naranja amplia y el cinturón verde azulado de cuero completan el atrevido cromatismo.  




4 comentarios:

  1. Tras muchos días sin pasarme por fin vuelvo a mis buenos hábitos.....jjjj...... y me encuentro con un post colorido y lleno de fuerza, como es habitual en ti. Nada que decir a tan racial composición, nada malo, tan sólo encontrar el momento adecuado para lucirla. Recuerdo haber visto en los desfiles de la pasada temporada invierno 2013/14 este "bloque de color", fucsia y naranja, precisamente. Un gran abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. omg i love this outfit. SO GOOD AND SO DIFFERENT FROM ALL THE TRENDY BLOGGERS

    ResponderEliminar
  3. Como me gusta el color!!! Y las personas como tú que arriesgan con ello!!!
    Un besazo preciosa!!!

    Esther (Estée)
    http://estherelipeferrer.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todas por vuestros comentarios. Me encanta que os gusten estas explosiones de colores. Rachel, It's good to be different, it's just what we want to be with this blog. Thank you for your words !!

    ResponderEliminar