jueves, 12 de junio de 2014

NEFERTITI



Los vestidos veraniegos de largo medio fueron una tendencia muy en boga a finales de los 80-principios de los 90. Por aquél entonces la oferta comercial no era tan amplia como ahora, y nos gustaba diseñarnos nuestras propias prendas, pasando por el divertido (y creativo) proceso de encontrar las telas, cortar los patrones y hacer que una modista más ó menos amateur las confeccionase. Menos globalización, más inspiración. Hoy aquello nos resulta simpático, nostálgico, casi impensable. De aquellos años guardo este vestido de algodón , egipcio por su estampado, retro por su corte con sabor a los años 50-60, con escote barco alineado con los hombros, cintura baja y plisado en palas suaves para darle un toque más abullonado. Abotonado a la espalda, viéndolo podría pensarse que igual puede usarse dándole la vuelta , con el escote redondo en la parte delantera. 
Suaves tonos térreos en amarillos claros, naranjas apagados y ocres oxidados, para un día opaco, tórrido, de cielo blanco y calor sofocante, sin sombras, sin brisas. Quizá porque me apasiona dibujar y es mi forma de expresión siento especial atracción por las prendas con prints de ilustraciones como hechas a boli tan actuales otra vez.







No hay comentarios:

Publicar un comentario