lunes, 15 de septiembre de 2014

BRINDIS AL SOL POR LA FALDA LÁPIZ


Hormigón bicolor para mimetizarse con el look, homenaje a la falda lápiz nacida allá por 1940 y resucitada en las últimas temporadas con una fuerza asombrosa. Pocas le tienen ya miedo a su sensual corte, porque aunque marca despiadadamente la silueta tiene la habilidad de favorecer por igual a una mujer delgada y a otra de formas más rotundas. Aporta elegancia y moderada voluptuosidad, si sabe combinarse adecuadamente sin caer en la vulgaridad. En este caso, el tejido es de punto elástico en estampado navy: peligrosas bandas horizontales que corrigen su inevitable efecto óptico de ensanchamiento con la verticalidad que le aporta el corte tubo. El calor es todavía implacable, por ello la he combinado con camiseta de tirantes en naranja butano. Otras opciones: el crop top en sus justas dimensiones, la eterna camisa masculina en manga larga, el más clásico conjunto de secretaria americana con sweater de manga corta y rebeca a juego (Mad men) , ó incluso una sudadera de algodón.





No hay comentarios:

Publicar un comentario