viernes, 24 de octubre de 2014

VISTIENDO EL ENTRETIEMPO


Encontré este vestido tan cómodo, versátil y fresco en un outlet de MANGO hace ya unos cuantos años. Me encanta su corte retro años 50: falda amplia ceñidísima a la cintura con cinturón forrado con la misma tela de algodón, largo a la rodilla, talle ajustado estilo camisero y manga larga. Estampado en suaves tonos pastel salmón, gris, verde, amarillo....Combinado con zapatos en la misma gama cromática, con ligero tacón de madera, también con un toque vintage.
Me resulta atemporal y encantador.
Mientras este generoso otoño nos permita pasear sin abrigo, podemos todavía darnos el gusto de rescatar aquello que guardamos en el efímero armario de lo que siempre se ha llamado entretiempo, que dura tan poco que a veces ni existe.

miércoles, 22 de octubre de 2014

BLACK & WHITE


Black & White encadenado en camisa y pantalón de cálido punto. Sobre el frío mármol urbano, esperando el otoño.



martes, 14 de octubre de 2014

JUEGO FLORAL



Prints urbanos en sintonía con el juego floral retro de un sencillo vestido de algodón. Simplemente, pasear y observar.



viernes, 10 de octubre de 2014

LA CAMISA SE HIZO VESTIDO

 Reivindico hoy la versatilidad, sencillez y glamour de la camisa masculina. Rescato para ello esta que os muestro, maxi size en tejido vaquero y con hechuras muy de los 80's. Abotonada completamente (una tendencia antes casi prohibida, hoy casi obligatoria) , se ciñe al cuello aderezada con un broche-pajarita divertido y original. Le ha resultado muy fácil convertirse en vestido con la ayuda de un cinturón de piel, también masculino, anudando con estilo su exceso de longitud. Si lo completamos con las tan omnipresentes últimamente zapatillas de running, el resultado es divertido, cómodo y muy trendy. Otoñal, pero no tanto.
 


miércoles, 8 de octubre de 2014

EN UN JARDÍN DE ROSAS

Flores, flores y más flores. Aromáticas rosas sobre ligera gasa impregnan el romántico print tan de esta temporada que está tocando a su fin. Ajardinados diseños que sin duda vamos a seguir viendo los próximos meses, adaptados a la nueva estación en su versión más otoñal pero igual de alegre y fresca.
 Muy recomendable, incluso necesario, continuar vistiendo colores cálidos con la llegada del frío. No nos abandonemos a la monotonía del gris, el negro y el marrón. Tienen su lugar, pero no son los únicos.